Redes Sociales especializadas, el poder de Linkedin

Durante los últimos años el aumento de las Redes Sociales no ha hecho más que crecer, tanto en número de usuarios como en la variedad disponible en la web.

Junto a las Redes Sociales más generalistas como Facebook, Orkut o Tuenti, más enfocadas al ocio, han aparecido una vasta extensión de microrredes temáticas cuyo objetivo es en última instancia, el desarrollo profesional.

Es entre otros, el caso de las Redes Sociales ofrecidas por NING. Dentro de esta plataforma podemos encontrar redes para médicos, periodistas, profesores… Espacios donde poder anunciar eventos, intercambiar información, compartir tutoriales o simplemente conocer a otros profesionales.

Pero la hermana mayor de todas las Redes Sociales profesionales sigue siendo Linkedin, con más de 60 millones de profesionales conectados desde 200 países.

Currículo, tarjeta de visita, pertenencia a grupos de interés, búsqueda de trabajo, creación de encuestas, conseguir recomendaciones fácilmente… Linkedin supone un espacio indispensable para el desarrollo profesional.

El 90% de sus miembros eran profesionales del marketing en sus primeros pasos, pero durante los últimos años ha sido visible una paulatina diversificación de los perfiles. Aún así, sigue siendo una red social dominada por los currículos con educación superior, de acuerdo a los datos facilitados por Linkedin el 95% de los usuarios tienen estudios universitarios, y un 37% posee un postgrado.

¿Por qué estar en Linkedin?

En este caso yo preguntaría ¿Por qué no estás ya? Tras un evento, reunión o una entrevista, siempre se llega al momento en el que se intercambian las tarjetas de visita como parte de los rituales profesionales. En ese trozo de cartón podemos encontrar el cargo, el teléfono, la dirección física, el mail y la dirección web.

Si estuviéramos en Linkedin sólo tendríamos que poner el nombre y el mail, porque al resto de datos podríamos acceder fácilmente desde cualquier conexión de red. Y no sólo a los datos de contacto, podríamos conocer los intereses profesionales de nuestro interlocutor, las empresas en las que ha trabajado, sus logros y objetivos, los grupos a los que pertenece, su Twitter o la posibilidad de leer las entradas de su blog.

Más allá del cotilleo estimulado por las Redes Sociales de ocio, con Linkedin podemos aprovechar las sinergias que devienen de encontrar intereses comunes y mostrar una actitud disponible: colaboraciones, preguntas o recomendaciones. Esa es la otra cara de Linkedin, poner tus conocimientos al servicio del resto y a la vez contar con una amplia red de profesionales abiertos a la interacción.

Linkedin tiene además un valor añadido para la autopromoción, con salvadas excepciones, si tenemos un perfil en Linkedin, saldremos los primeros en los buscadores para búsquedas por nuestro nombre y apellidos. Un recurso inestimable para las búsquedas profesionales, así como un valioso recurso a la hora de buscar trabajo o empleados.

Una última recomendación, más conexiones no equivalen a más calidad en las interacciones. Antes de añadir a alguien a nuestra red debemos estar seguros de que nos conoce profesionalmente, existen intereses comunes o puede anticiparse una colaboración futura. Al fin y al cabo esto no es Facebook!

Esta entrada pertenece a la categoría medios sociales.

Comenta esta entrada

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>